El cine refleja la vida, es una poderosa herramienta cultural que nos asoma a la realidad bajo distintos puntos de vista y a lo largo de distintas épocas, de una forma artística y entretenida. En este post recapitulamos algunas películas que de alguna forma se relacionan con los seguros o con la economía en general.
Documentales, cine negro, humor… compartimos con vosotros varios ejemplos para disfrutar este verano.

SEGUROS

Perdición (Billy Wilder 1944)

¿Por qué debes verla?

“Por su exquisita depuración formal y conceptual, porque la puesta en escena es tan funcional como desasosegante, porque el trío protagonista se sale, porque nunca una pulsera fue un cebo tan letal” (Toni Ruiz).

Cine negro en estado puro, donde un agente de seguros y su clienta planean asesinar al marido para embolsarse la indemnización de la póliza.

Como anécdota, la clásica escena de las películas de suspense donde el coche no arranca cuando los protagonistas tratan de huir aparece por primera vez en esta película.

“Debería usted leer de vez en cuando las estadísticas del suicidio, aprendería algo que afecta al negocio de los seguros” Barton Keyes

Barton Fink (Joel y Ethan Coen 1991)

¿Por qué debes verla?

Porque la cuarta película de los hermanos Coen no es sólo una obra de misterio, además tiene un guion plagado de detalles y crea una atmósfera que nos hace dudar sobre si lo que vemos es la realidad objetiva o la que ve el protagonista.

El agente de seguros tiene tanto protagonismo en la película como el escritor y nos regala una maravillosa y certera definición de lo que es un seguro; Preguntado por Barton acerca de su profesión, Charlie, el personaje interpretado por Goodman, responde sin dudar: “De alguna manera se podría decir que vendo tranquilidad. Vendo seguros de casa en casa”. Y añade: “Y soy bueno porque creo en lo que vendo. Los incendios, los robos y los siniestros no son cosas que siempre les ocurren a otros. Eso es lo que yo les digo cuando voy puerta a puerta. Si no tienes éxito como escritor, tal vez podrías intentarlo”.

La maldición del escorpión de jade

(Woody Allen 2001)

¿Por qué debes verla?

100% Woody Allen y su particular homenaje al cine negro con unos diálogos repletos de dobles sentidos y recitados a velocidad endiablada, en este caso el mundo de los seguros está presente a través del propio Woody Allen que interpreta al mejor investigador de seguros de una compañía de Nueva York.

 

ECONOMÍA

Inside job (Charles Ferguson, 2010)

¿Por qué debes verla?

Porque en dos horas trepidantes da una lección de economía, tremendamente clara, entretenida y didáctica.

Porque aporta luz sobre los orígenes de la crisis mundial del sistema financiero que estalla en 2008.

“La perpetua historia de la infamia. (…) Lo contado provoca estupor y angustia; el final pone los pelos de punta” (Carlos Boyero)

La gran apuesta (Adam Mckay, 2015)

¿Por qué debes verla?

Porque es imprescindible para el aficionado a la economía, divertida, y muy interesante para todos.

Porque no solo se disfruta sino que también permite aprender.

Porque resuelve la complejidad de algunos términos financieros mediante cameos de personajes famosos que introducen explicaciones sencillas sobre conceptos difíciles pero imprescindibles para seguir la trama.

Porque su banda sonora “metalera” acompaña perfectamente la trama.

Freakconomics (Morgan Spurlock, Alex Gibney, Heidi Ewing, Seth Gordon, Racher Grady y Eugene Jarecki, 2010)

¿Por qué debes verla?

Porque toca puntos relevantes de la economía pero relacionados con la vida cotidiana.

Porque coloca los incentivos como motivación principal en los seres humanos.

Porque establece esta premisa no convencional: Si la moralidad representa cómo nos gustaría que el mundo trabajara, entonces la economía representa cómo realmente funciona.

¿La investigación económica lo puede explicar prácticamente todo?, eso piensan los autores del libro en el que se basa este documental.

Concursante (Rodrigo Cortés, 2007)

¿Por qué debes verla?

Porque te regala 88 minutos a un ritmo frenético, irónico y lleno de complejidades

Porque ¿ganar un premio de millones de euros puede arruinarte la vida?

Porque a pesar de que llevar a una película comercial de hora y media todos estos conceptos es simplificar las cosas, consigue generar reflexiones sobre la economía, el dinero, el sistema monetario, el consumismo…

Porque es cine español del bueno.